ADAPTAR LAS CASAS AL ENVEJECIMIENTO. EL RETO DE LA ARQUITECTURA

mayores

El envejecimiento de la población en España es cada vez más acelerado. La mayor esperanza de vida y la disminución de la natalidad han duplicado en los últimos 30 años el número de personas mayores de 65 años. Se prevé, además, que está evolución de la población siga este alto ritmo de envejecimiento y en 2050 seamos el país más envejecido del mundo, superando los 60 años el 40% de la población.

Esta realidad necesita  respuestas y soluciones, y una de ellas es la adaptación de la vivienda.

¿Por qué la vivienda? Teniendo en cuenta que el 54% de las viviendas en España se construyeron antes del 1980, las condiciones de confort de éstas no siempre son óptimas. Frecuentemente presentan humedades, temperaturas inadecuadas, no tienen calefacción, y las instalaciones eléctricas y de agua presentan deficiencias, no tienen ascensor, y no se conservan en buen estado. Tampoco podemos olvidar que, en las personas mayores, la pobreza energética supone unos riesgos para la salud que pueden conllevar a la mortalidad.

¿Cómo la arquitectura se amolda a este hecho? ¿Qué retos le supone? Para responder a estas preguntas, aparecen conceptos como ecodiseño, accesibilidad, sostenibilidad, envejecimiento, entorno, pobreza energética… que ya están siendo abordados por diferentes grupos de estudio, como el grupo de investigación de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, IDEA y SaviaArquitectura. Éstos, colaboran con Foro Qpea, Inforesidencias y la Universidad de Stirling para compartir sus conocimientos y aportar soluciones que mejoren la calidad de vida de las personas mayores a partir de sus hogares.

¿Y cómo conseguimos adaptar la vivienda al envejecimiento? El director general de Batllori & Trepat Arquitectes, Marc Trepat Carbonell, experto en diseñar residencias para personas mayores con demencia, propone la creación de espacios familiares, cálidos, hogareños. Marc Trepat habla de centrarse en la persona, y de conseguir centros que se parezcan más a una casa y no tanto a un hospital u hotel. Esto se conseguiría reduciendo el tamaño de las unidades de convivencia, lo que permitiría personificar los dormitorios con unos materiales y muebles de aspecto más doméstico a la que vez que disminuiría la ansiedad y estrés. En una línea similar, Rafael Sánchez-Ostiz, geriatra y director de la empresa IDEA, apuesta por un diseño que dé respuesta a la aparición de situaciones de discapacidad, ya sean transitorias o permanentes, lo que nos llevaría a tener unas ciudades más accesibles, confortables y amigables, y con soluciones que, eliminando barreras arquitectónicas, garanticen la seguridad.

Estos conceptos de viviendas, en otros países como Suecia, Alemania, Austria u Holanda, se han convertido en un nuevo modelo de concebir las residencias, el cohousing (comunidad de viviendas individuales donde sus vecinos comparten servicios y actividades comunes). Aquí en España se han empezado a desarrollar iniciativas de este tipo transformando centros y residencias en pequeñas unidades de convivencia dónde se fomenta la autonomía y desarrollo de las personas mayores.

petaluma-ave-homes-cohousing
cohousing-example-864x400_c

Ejemplos de proyectos cohousing.

¿Qué se puede adaptar en un piso? Hay muchas cosas que rehabilitar y adaptar en un piso para hacerlo más seguro y confortable para una persona mayor: En la cocina se recomienda que los muebles formen una ele para que la persona pueda apoyarse siempre cuando se desplace, también deben tener detectores de humo y placa de vitrocerámica. También son preferibles las puertas y ventanas correderas, con pomos de madera, palanca o tirador. En el baño es recomendable sustituir la bañera por una ducha, que los inodoros sean elevados, los lavabos sin pies, que hayan agarraderas y materiales antideslizantes en el suelo para evitar resbalones.

En la zona del portal también hay elementos a tener en cuenta para facilitar la vida y bienestar a los mayores, como tener en cuenta el espacio que queda libre delante de la puerta cuando esta se habrá, así como una rampa antideslizante de 75cm de ancho y con una altura de un 8% como máximo, y con barandilla a los dos lados; los escalones además deben ser de un máximo de 15cm de alto y 30 de ancho.

Kit Digital
Desplaça cap amunt
Skip to content